Qué es un Organizador de Maquillaje

Los organizadores de maquillaje son estructuras diseñadas para que podamos guardar nuestros productos cosméticos de una forma cómoda y estética, permitiéndonos tener aquellos que más utilizamos al alcance de la mano.

Tipos de Organizadores

Hay diversos tipos de organizadores de maquillaje, vamos a clasificarlos según el material con el que estén hechos.

De Madera

organizador de madera

Los organizadores de madera suelen tener tanto cajones como divisiones para mantener algunos de nuestros productos a la vista, la ventaja es que tu maquillaje no se verá, excepto los que pongas en la parte expuesta, haciendo que todo se vea más limpio a la vista y permitiendo un poco más de desorden. Además, puedes pintarlos o decorarlos como quieras para que combinen con el lugar donde quieras tenerlo.

De tela

organizador de tela

Algunos organizadores de tela son plegables y otros se cuelgan en la pared.

Como ventaja, los organizadores de tela suelen ser más económicos que el resto de organizadores y generalmente vienen con varias divisiones que permiten que clasifiquemos los productos según nuestro gusto y nuestras necesidades. Sin embargo, algo que tienen en contra es que suelen ensuciarse más rápido, aunque también hay telas impermeables que podemos dejar limpias con un paño húmedo y un poco de jabón.

Acrílico

organizador de acrilico

Los organizadores de acrílico se han vuelto muy populares y es porque, además de lindos, son muy prácticos.

Al ser transparentes, nos permiten ver exactamente que tenemos en el organizador, evitando que perdamos tiempo buscando un producto específico.

Una desventaja que pueden tener es que cualquier desorden o mala organización que podamos tener se va a ver y, además, el espacio puede verse un poco sobrecargado.

Con Espejo

organizador con espejo

Podemos encontrar que algunos organizadores acrílicos o de madera vienen con un espejo incluido, lo cual es algo muy beneficioso ya que, ademas de tener a la mano los productos que vamos a utilizar, no tenemos que preocuparnos en sostener el espejo si no tenemos uno en la pared.

Organizador de Maquillaje Casero

A veces los organizadores de maquillaje pueden llegar a ser muy costosos, por lo que optamos por hacerlo nosotros mismos en casa.

Son muy sencillos de hacer, económicos, podemos reciclar cosas que tengamos en casa y también nos permite elegir la forma o el diseño que más nos guste.

organizadores caseros

Cómo hacer un organizador

Hoy te presentaremos algunas ideas de organizadores:

-Organizador de tela: Sólo necesitarás una tela que te guste y una máquina de coser (aunque puedes coser todo a mano).

Haremos como un pequeño neceser. Debes recortar un rectángulo de tela que sea del tamaño que quieres tu organizador, te recomendamos que si no utilizas una tela gruesa, cortes al menos dos pedazos iguales de tela para que sea más firme y resistente.

Cose los bordes del rectángulo de tela para que quede perfecto, haremos un organizador de brochas, para esto deberás cortar un rectángulo de tela que sea del mismo ancho que el rectángulo inicial pero con menor altura. Tienes que coser el rectángulo pequeño a los anteriores por los lados y por debajo, dejando la parte superior sin coser.

Una vez que lo tengas cosido, mete las brochas dentro de este bolsillo, sepáralas y mide el espacio que necesitan, coloca alfileres para delimitar el espacio de cada brocha. Cuando hayas terminado, quita las brochas y cose por donde pusiste los alfileres. Ya tendrás casi listo tu organizador.

Para terminar, debes hacer que se pueda cerrar. Cose una tira de tela de cada extremo asegurándote que sean lo suficientemente largas para anudarlas y ya habrás terminado.

-Organizador de cartón: Necesitarás una caja de zapatos, un papel o tela para forrar, pegamento, cartón y algunos tubos del papel higiénico o del papel de cocina.

La caja de zapatos será la base para nuestro organizador, fórrala completamente para que quede más bonita, utiliza papel o tela.

Los tubos de papel nos servirán como divisores, fórralos y pégalos a donde prefieras. En ellos podrás colocar brochas, lápices y muchas cosas más.

Utiliza pedazos de cartón para crear m divisiones internas, córtalas, fórralas y ubícalas como prefieras.

Una vez que lo hayas terminado, deja que se seque bien y ya tendrás tu organizador casero.