¿Qué es un labial?

Un labial es un producto cosmético que sirve para darle color a los labios. Vienen en infinidad de colores, con diferentes formatos, texturas y acabados.

De qué están hechos los Labiales

Los componentes de un labial van a variar según los fabricantes y el formato del mismo. Sin embargo, muchos labiales contienen en sus ingredientes principales cera, aceites y pigmentos.

La cera sirve para darle consistencia al producto, se usa más que nada en los labiales en barra para que estos mantengan su forma.

Los aceites le dan suavidad y un efecto brillante al labial, además de aportarle hidratación a los labios.

Los pigmentos son los que le van a dar color al producto, éstos pueden ser de origen animal o vegetal.

Cómo usar correctamente un labial

Para aplicar correctamente un labial o para hacer una aplicación más prolija deberás utilizar un delineador de un color similar y remarcar todo el contorno de tus labios para posteriormente rellenar con tu labial.

Si no tienes un lápiz delineador de labios, utiliza una brocha pequeña, preferiblemente sintética, y con ella toma de a poco el producto para ir definiendo bien los bordes y que quede una aplicación perfecta. Cuando hayas terminado de marcar el contorno, con la misma brocha rellena tus labios hasta que quede un color uniforme.

Tipos de labiales

Hay gran cantidad de labiales en el mercado, con diversas fórmulas, acabados y formatos, vamos a mencionar algunos de ellos.

Lapiz Labial

También lo podemos conocer como delineador de labios. Nos permite definir bien la forma de nuestros labios haciendo que el resultado final sea mucho más prolijo que cuando aplicamos el labial directamente.

Se recomienda siempre utilizar un tono similar al del labial que vayamos a aplicar y, en caso de sólo querer aplicar sólo un brillo, utilizar un tono nude parecido al color de nuestros labios.

Labiales en Barra

Estos son los labiales más comunes y siguen siendo unos de los más usados.

Este formato hace que el producto sea bastante sencillo de utilizar y, además, al ser bastante pequeño se puede llevar en cualquier estuche o neceser.

Labiales líquidos

Permite una aplicación más sencilla y precisa que los labiales en barra y también suelen durar más tiempo.

Muchos se secan y quedan intransferibles.

Labiales en crema

Es menos habitual que los otros formatos, viene en pequeños recipientes o incluso puede haber paletas que contengan varios tonos.

Se aplican utilizando una brocha, lo cual lo hace incómodo de transportar y usar si no estás en casa.

Brillos Labiales

Tiene una textura cremosa y puede tener un formato similar al del labial líquido, en un pomo o hasta en pequeños recipientes.

Es uno de los de menor durabilidad ya que no se secan en los labios y es muy sencillo que se corran. Ademas, suelen tener mucha menos pigmentación, haciendo que los que prefieran un labial natural los usen solos y que aquellos que quieran más color con apariencia glossy los utilicen encima de alguno de los otros tipos de labiales.

Labiales Hidratantes

Son productos que generalmente se utilizan como protectores labiales antes de colocar el pintalabios definitivo, o cuando no queremos llevar nada y sólo buscamos algo para aportarle hidratación a los labios. Unos muy conocidos son los bálsamos labiales.

Algunos vienen con color, sin embargo, no suelen ser muy pigmentados, sino que dan una apariencia natural.

Labiales Mate

Los labiales mate son unos de los mas populares del momento, se trata de un color opaco, que no refleja la luz.

Revolucionaron la industria cuando comenzaron a salir los labiales líquidos con terminación mate, ya que se secaban y eran intransferibles. Sin embargo, también hay labiales en barra que permiten obtener este resultado.

Es uno de los acabados que proporcionan mayor durabilidad con el pasar de las horas, son muy elegantes y se pueden utilizar tanto para un maquillaje de día como para uno de noche.

Tienen muy buena pigmentación también, pero como contra, muchos de ellos luego de un tiempo resecan los labios. Esto se está solucionando, ya que, en el mercado, actualmente hay labiales que ofrecen la misma pigmentación, durabilidad y opacidad característica de los labiales mate agregándoles hidratación.

Labiales Metalizados

Estos labiales se usaban en los años 90 y volvieron para quedarse. Suelen ser líquidos y algunos también secan y se hacen intransferibles.

Son ideales para acompañarlos con un maquillaje natural y hacer que tus labios sean el centro de atención.

Labiales con Glitter

Los labiales con brillo pueden venir en cualquiera de los formatos que mencionamos, ya que son labiales normales o incluso glosses con partículas de glitter añadidas.

Labiales Magicos

Los labiales mágicos son aquellos que vienen de colores extraños como azul, verde, amarillo e incluso transparentes pero cuando los aplicas en tus labios adquieren un tono rosado, anaranjado, rojizo o hasta un poco morado según tu temperatura y tu ph. Son labiales naturales, no tienen la suficiente opacidad como para cubrir del todo el tono de tus labios.

Labiales Fluorescentes

Los labiales fluorescentes se han vuelto muy populares, sobre todo en los maquillajes para fiestas. Los pigmentos de estos labiales brillan cuando son expuestos a luz azul, haciendo que se vean increíbles.

Colores de labiales

Los colores de los labiales no son ninguna limitación, existen de todos los colores, en todos los formatos y con los distintos acabados.

Hoy en día es común que las marcas saquen labiales de colores verdes, azules, naranjas, amarillos, violetas, blancos y hasta negros, así que si queremos un tono en específico solo debemos buscar bien.

Labiales según tu piel

labiales segun tu piel

Podemos tener en cuenta nuestro tono de piel a la hora de comprar un pintalabios, ya que elegir un color de labial que nos quede bien hará que nuestros rasgos resalten y aportará más luminosidad a nuestro rostro.

Labiales para Morenas

Si tienes la piel oscura o morena, elige colores como café, un nude color café claro, el granate, fucsia o un morado oscuro, harán que tu piel y tu maquillaje luzcan increíbles. Evita utilizar tonos muy claros o colores muy vibrantes ya que contrastarán demasiado con tu tono de piel.

Labiales para Pieles Trigueñas

Si tu piel es media o trigueña, los colores de labiales que te quedarán perfectos son los que tengan tonalidades tierra, el durazno o el coral, pero si quieres un look más impactante, tus aliados serán el color rojo vino o un rosado vibrante. Intenta evitar los colores morados.

Labiales para Piel Blanca

Si tu color de piel es blanca o clara, deberías optar por labiales en tonos que hagan contraste con tu piel y que hagan que tus labios destaquen. Opta por colores fucsias, rojos, cereza, marrones o rosas claros. Intenta no utilizar labiales nude ya que harán que tu piel se vea más pálida, pero si quieres utilizar uno, elige un color que sea del tono de tus labios o más oscuro.

Como hacer Labiales Caseros

labiales en casa

A veces los labiales pueden resultarnos muy caros, no conseguimos un tono específico o simplemente queremos tener un color único. Por esto, vamos a ver dos recetas para hacer labiales caseros.

– Para la primera receta necesitaremos vaselina, colorantes alimenticios del color que queramos nuestro labial, o si no tienes, también puedes utilizar un labial que ya no uses, una sombra e incluso crayones de colores que no sean tóxicos. También necesitarás un palito o algo que nos sirva para mezclar y un recipiente donde poner tu labial.

En un recipiente deberás poner una cucharadita de la vaselina con lo que hayas elegido para darle color y llevar esto unos segundos al microondas, sácalo y mezcla. Repite varias veces si es necesario, y hazlo por intervalos de pocos segundos ya que si no puedes arruinar la mezcla.

Si no tienes microondas, utiliza un recipiente metálico para hacer la mezcla y caliéntalo utilizando una vela, pero asegúrate de que no esté en contacto directo con la llama.

Una vez que haya quedado una mezcla homogénea, viértela en el recipiente definitivo de tu labial y deja que se enfríe antes de utilizarlo.

-Para la segunda receta necesitarás aceite de coco, manteca de cacao, cera de abeja, colorante alimenticio o algo para darle color, un palito o algo para mezclar y un recipiente.

Debes poner en un recipiente una cucharadita de aceite de coco, una de manteca de cacao y una cucharadita de cera de abeja, también tienes que añadir lo que hayas elegido para darle color, luego, llévalo al microondas por pequeños intervalos y mezcla.

Si no tienes microondas, utiliza el método de la receta anterior.

Cuando tengas una mezcla homogénea, viértela en su recipiente definitivo y espera a que se enfríe para poder empezar a utilizarlo.

Fuegos Labiales ¿Por qué me salen?

como curar herpes labial

Los fuegos labiales son ampollas pequeñas y llenas de líquido que son producto del virus del herpes simple. Este virus se transmite por contacto de piel a piel y una vez que una persona lo contrae, permanece para siempre en sus nervios, generalmente en estado durmiente, aunque por diversas causas el virus puede despertarse y provocar nuevos fuegos.

Los desencadenantes pueden ser varios, generalmente se producen por estrés, enfermedades como la gripe o influenza, cambios hormonales, cambios en el sistema inmunitario, heridas en la piel o exposición a la luz solar, al viento o a otros elementos.

Casi siempre cicatrizan solos después de un par de semanas, pero pueden molestar mucho y esta molestia se puede tratar con analgésicos como el paracetamol o el ibuprofeno.

Para reducir la duración y los síntomas de los fuegos se puede aplicar una crema antiviral, aunque este tipo de cremas son más efectivas cuando se las aplica ante los primeros síntomas de que los fuegos van a aparecer.

Remedios caseros para Fuegos Labiales

Podemos ayudar a que los fuegos labiales se vayan más rápidamente con unos simples remedios caseros que seguro tienes en tu casa.

-Vaselina: Si tienes vaselina, puedes aplicar un poco sobre las ampollas, acelerará el proceso de recuperación ya que tiene grandes niveles de docosanol, sustancia que va a evitar que aparezcan nuevos fuegos y además va a ayudar a secar los que ya tengas.

-Te negro: Moja una bolsita de te negro en agua caliente, escúrrela y deja que se enfríe un poco, luego, colócala sobre los fuegos y frota suavemente durante algunos minutos, esto ayudará a que la herida se cure más rápido, reducirá el dolor y evitará que siga propagándose ya que tiene grandes propiedades antibacterianas.

-Ajo: El ajo tiene propiedades antibióticas y antivirales que te ayudarán a curar el brote de herpes. Corta un ajo por la mitad y ponlo directamente sobre la ampolla.

-Limón: Ponte unas gotitas de limón sobre la herida varias veces al día, aunque te de ardor. El limón es un antiséptico natural que resulta muy efectivo para curar el herpes labial.