¿Para qué sirve un Aerógrafo?

El aerógrafo es una herramienta que funciona gracias al aire comprimido, la cual crea una lluvia muy fina de producto, en este caso, de maquillaje.

Se compone por un lápiz que funciona como atomizador y por un recipiente que va a contener el maquillaje que aplicaremos en nuestro rostro.

Esta herramienta es muy utilizada en el body painting, aunque también sirve para hacer el maquillaje del rostro. Maquillarte con un aerógrafo hará una aplicación uniforme, más natural y profesional que con cualquier otra herramienta, además ayudará a cubrir todas las imperfecciones que con una aplicación convencional pudieran quedar visibles.

¿Se puede aplicar cualquier maquillaje con un Aerógrafo?

Muchas veces se piensa que pueden utilizarse los productos de maquillaje convencionales con un aerógrafo, pero esto no es así. Este tipo de herramienta requiere un maquillaje que debe cumplir con ciertas características para que funcione correctamente.

Algo esencial que hay que saber, es que las bases de maquillaje que deseemos aplicar sean líquidas, ya que deben ser capaces de fluir correctamente a través del pequeño orificio del aerógrafo. Hay muchas bases en el mercado que han sido creadas específicamente para ser utilizadas con esta herramienta, ya que contienen las partículas del pigmento muy pequeñas para evitar que el aerógrafo se obstruya.

Cualquier producto que se quiera aplicar con un aerógrafo debe ser líquido y tiene que contener partículas extremadamente finas para que fluya correctamente y así poder lograr una aplicación perfecta.

Ventajas y Desventajas del Maquillaje con Aerógrafo

Como cualquier otra herramienta, tiene sus pros y sus contras. Debes tenerlo en cuenta si estás pensando en adquirir uno o para saber en qué tipos de trabajo es más adecuado utilizarlo.

Ventajas del Aerógrafo

Comenzaremos hablando de las ventajas que tiene el aerógrafo en la aplicación de nuestro maquillaje.

El maquillaje realizado con aerógrafos tiene la misma durabilidad que aquel realizado con brochas o esponjas, además de que es más resistente a los roces que el maquillaje realizado de forma tradicional.

Otra ventaja que ya hemos mencionado es el increíble acabado que te otorgará el aerógrafo, esto es debido a que crea partículas súper finas de producto, las cuales harán que tengas un maquillaje natural y parejo.

Si eres maquilladora profesional, debes saber que utilizar un aerógrafo haría que puedas realizar la aplicación más rápidamente y utilizando menos herramientas.

El aerógrafo no entra en contacto con la piel en ningún momento, por lo que no será necesaria tanta desinfección o limpieza como pasaría con una brocha o una esponja, haciendo que ahorres tiempo si tienes que maquillar a más de una persona en un mismo día.

Desventajas del Aerógrafo

Como toda técnica, a pesar de tener muchas ventajas, también tiene algunas desventajas que debemos mencionar.

La primera y la más evidente es que el aerógrafo no permite tener tanto control sobre las zonas en las que se aplicará el producto, por lo que debemos cubrir todo aquello en lo que no queremos que se aplique el maquillaje. Es decir, antes de comenzar a maquillar, deberemos cubrir el cuerpo y la ropa de la persona para que no se manche, lo cual nos va a restar tiempo para la aplicación de producto.

Otra desventaja es que esta herramienta no va a lograr un maquillaje con una cobertura tan completa como las que sí nos permiten las brochas y esponjas.

Por último debemos mencionar que el tono del maquillaje siempre será el mismo sin depender de la cantidad de producto que utilicemos, por lo que si lo aplicas en distintas partes del cuerpo puede ser muy notable y se verá artificial. Nos referimos a que no puedes modificar el tono de la base jugando con las capas y la cantidad de producto porque siempre se verá igual.