¿Para qué sirven las esponjas de maquillaje?

esponjas maquillaje

Las esponjas sirven para aplicar el maquillaje de una manera más natural, rápido y fácil, permitiendo también que tengamos más control sobre el acabado del mismo.

Tipos de esponjas de maquillaje:

En el mercado existen gran variedad de esponjas, con distintos tamaños, formas y texturas, cada una con un propósito distinto. Hoy te enseñaremos algunas.

  • Esponja triangular: Fueron unas de las primeras esponjas que se utilizaron en el maquillaje. Son esponjas desechables y muy económicas, sin embargo no son las mejores debido a sus líneas rígidas que no permiten la buena distribución del producto.
  • Esponja con forma de reloj de arena: Es llamada también esponja ergonómica, ya que las hendiduras que posee fueron diseñadas para que fuera más sencillo sujetarla. Debido a las curvas de su forma, mejora la aplicación del maquillaje, la punta permite acceder a lugares más pequeños como debajo de las ojeras y en los costados de la nariz y la base redondeada permite cubrir áreas más amplias.
  • Esponja con forma de gota de agua: El material poroso del que está hecha permite realizar el famoso efecto de aerógrafo. Esta esponja facilita la aplicación de productos ya que también posee una punta para aplicar maquillaje en las zonas más difíciles de acceder y también puede abarcar zonas más amplias.
  • Esponja mini: Esta esponja es muy funcional, fue diseñada específicamente para cubrir áreas pequeñas como las ojeras, los costados de la nariz, y al rededor de los labios. También se utiliza para cubrir imperfecciones pequeñas.
  • Esponja biselada: Es como la típica esponja con forma de gota de agua con uno de sus lados planos como si hubiera sido cortado. Este lado fue creado específicamente para aplicar producto en áreas amplias.
  • Esponja de silicona: Fue creada para evitar el desperdicio de producto, ya que al estar hecha de silicona no absorbe nada de maquillaje. Es bastante manejable también.
  • Esponja de terciopelo: En realidad no están hechas de terciopelo sino de microfibra, lo cual la hace perfecta para aplicar maquillajes líquidos obteniendo un acabado de aerógrafo y también para aplicar polvos. Con esta esponja se aplica el producto de manera precisa y se difumina a la vez.

Cómo usar las esponjas

Utilizar una esponja de maquillaje es muy sencillo y hoy te lo explicaremos en unos sencillos pasos:

-Humedecer la esponja: Esto va a depender del tipo de esponja que hayas elegido, pero la mayoría indican que debes humedecerla antes de utilizarla. Para esto solo sumerge la esponja en un vaso de agua y presiona levemente hasta que crezca. Quita el exceso de agua que pueda tener.

-Toma producto: No pongas el maquillaje directamente sobre la esponja, utiliza una superficie plana o el dorso de tu mano y de ahí recoge un poco con tu esponja.

-Comienza a aplicar: Empieza a dar pequeños toques en tu rostro para ir distribuyendo el producto, no debes arrastrar la esponja, sólo haz que rebote sobre tu piel. Para las zonas más amplias utiliza la parte plana de la esponja y usa la punta para aplicar producto en las zonas más inaccesibles como las ojeras, los costados de la nariz y al rededor de la boca.

-Termina la aplicación: Una vez que hayas distribuido el producto tendrás que difuminarlo muy bien y, si quieres, hasta puedes aplicar los polvos para sellar.

Cómo lavar las esponjas

Mantener la higiene de la esponja es algo muy importante y debe hacerse después de cada uso para evitar que junten bacterias. Por esta razón, también explicaremos cómo lavarla correctamente.

-Humedece la esponja con agua y aplica jabón neutro si no tienes el limpiador específico.

-Presiónala suavemente para que el jabón la impregne y logres limpiarla toda muy bien, incluido su centro. Asegúrate de que toda la esponja se limpie perfectamente, no deben quedarle manchas de maquillaje.

-Enjuaga la esponja hasta quitar todo el jabón y repite los pasos si todavía le ves residuos.

-Escúrrela y deja que se seque en un lugar ventilado para evitar que se le formen hongos.

Y listo, una vez que se seque, tu esponja estará lista para otro uso.