El maquillaje de noche nos permite jugar más que el maquillaje de día, podemos utilizar más tonos de sombras y de labiales, cargarnos un poco más y animarnos a probar otros tipos de productos.

Cómo hacer un Maquillaje de noche natural

Para hacer un maquillaje de noche natural, seguiremos algunos pasos:

-Limpia tu piel: Siempre decimos que la piel es la base de todo y es la que va a determinar cómo se va a ver el acabado de nuestro maquillaje, así que, para lucir increíbles vamos a necesitar tener la piel perfectamente limpia.

Utiliza el limpiador facial de tu preferencia, ya sea jabón, gel, tónico o en cualquier otra textura y aplícalo en tu rostro utilizando las manos o un algodón limpio.

Una vez que lo hayas hecho, enjuaga tu piel con abundante agua y luego utiliza una toalla limpia para secarla ejerciendo una leve presión.

-Hidrata tu piel: Utiliza una crema o un sérum hidratante sobre tu piel, aplícala utilizando tus manos y espera a que se absorba.

-Utiliza una prebase: Usar una prebase hará que tu maquillaje dure mucho más tiempo. Aplica la de tu preferencia utilizando tus manos y espera a que se asiente antes de seguir.

-Aplica la base: Utiliza una base de cobertura ligera o media y aplícala utilizando una brocha o una esponja, asegurándote de que no queden marcas y de que se difumine muy bien. Recuerda que estamos haciendo un maquillaje natural, así que una base con cobertura alta se vería muy cargada sobre la piel.

-Aplica corrector: Utiliza un corrector en la zona de tus ojeras y en cualquier imperfección que quieras disimular y difumina muy bien el producto para que se funda con la base y no se vea una mancha.

-Sella con polvos: Para la noche recomendamos sellar los productos que aplicamos.

Utiliza un polvo compacto o volátil, ya sea con o sin color y aplícalo usando una brocha sobre todo tu rostro.

-Agrega definición: Agrégale color y definición a tu piel utilizando el contorno, el rubor y el iluminador.

Aplica el contorno en la parte alta de la frente, las sienes, debajo de los pómulos, en los costados de la nariz y debajo del hueso de la mandíbula utilizando una brocha y difuminándolo muy bien.

Ponte un poco de rubor en las mejillas utilizando una brocha suelta y también aplica iluminador en la zona alta de los pómulos, en la punta de la nariz y sobre el arco de Cupido.

-Aplica labial: Para un maquillaje de noche natural, elige un labial de color nude o de algún tono claro o, si lo prefieres, sólo un brillo labial.

Maquillaje de noche para ojos

Cuando hayas terminado con tu rostro, puedes seguir con el maquillaje de tus ojos, haremos algo muy natural.

Puedes elegir cualquier gama de color, sólo ten en cuenta que necesitarás un tono claro, uno medio y uno más oscuro.

-Aplica primer: Comienza utilizando un primer de ojos o un corrector de ojeras en todo el párpado para que tus sombras duren mucho más tiempo, asegúrate de difuminarlo muy bien.

-Utiliza sombras: Aplica un tono medio en la cuenca de tu ojo con una brocha suelta y difumínalo muy bien hasta que no se vea como una mancha ni se noten los bordes. Este será nuestro tono de transición.

Una vez que hayas terminado de difuminar el color de transición, utiliza un tono más oscuro y aplícalo en la “V” externa del ojo para darle dimensión. Difumina con pequeños círculos para que el color se centre sólo en esa zona.

Luego de eso, utiliza un color más claro en el acabado que prefieras, ya sea satinado, mate o metálico y aplícalo en el párpado móvil utilizando una brocha plana. Cuando hayas terminado, difumina los bordes perfectamente hasta que se funda con los otros dos tonos.

Si necesitas intensificar más los colores, hazlo por capas.

Para terminar con el trabajo de las sombras, utiliza el tono oscuro para aplicarlo en la línea de las pestañas inferiores y luego, toma el iluminador que utilizaste en tu rostro y aplícalo en los lagrimales y debajo de la ceja.

-Aplica máscara de pestañas: Si lo necesitas, arquea tus pestañas y luego aplica dos o tres capas de máscara en tus pestañas superiores e inferiores.

También puedes usar pestañas postizas si lo deseas.

Maquillaje de noche sencillo

Para hacer un maquillaje de noche sencillo, sigue los mismos pasos que hicimos en el maquillaje natural, pero haremos algunas modificaciones en los ojos y los labios.

-Maquillaje de ojos: Para hacerte un maquillaje sencillo, puedes evitar usar sombras. Hazte un delineado fino sobre tus pestañas superiores y termínalo en una cola fina que luzca delicada. Intenta que queden iguales de ambos lados.

Cuando hayas terminado con el delineado tus ojos, toma el iluminador que utilizaste para tu rostro y aplícalo en tus lagrimales y debajo de tu ceja.

-Aplica labial: Utiliza un pintalabios del color que prefieras, atrévete a usar colores oscuros o vibrantes. Durante la noche cualquier color vale y con un maquillaje tan sencillo, el que elijas quedará perfecto.

Maquillaje de noche para fiesta

Para un maquillaje de noche para fiesta, podemos incorporar más colores, brillos y accesorios. Te daremos unas ideas que puedes poner a prueba.

-Dale un toque de color a tu mirada: Hay buenas formas de agregar color a un maquillaje sencillo y neutro. Puedes utilizar una sombra de algún color vibrante en la línea de las pestañas inferiores o puedes intentar poniéndola en el lagrimal. Le dará un toque especial a tu maquillaje.

-Utiliza glitter: Los maquillajes que incorporan glitter se han vuelto muy populares. Puedes integrarlos en el párpado móvil, en la parte alta de los pómulos o en los labios. Es una buena idea para crear un punto focal en un maquillaje sencillo.

-Juega con los delineadores: Puedes dejar de lado el clásico delineador negro y utilizar delineadores de colores para hacer tu maquillaje más especial. En el mercado hay gran variedad de colores, pero también puedes utilizar un labial líquido que se seque y aplicarlo con una brocha fina.

-Aplica piedras: También puedes incorporar cristales en tu maquillaje, vienen de distintos tamaños y formas. Puedes aplicarlos donde prefieras, actualmente está muy de moda colocarse uno en el medio de la línea de las pestañas inferiores, pero también puedes ponerlos en tus pómulos, al final de tu delineado, debajo de tus cejas, crear diseños en tu frente y muchas cosas más.